Noticias

CARDENALES TROPIEZA EN EL PRIMER JUEGO

Prensa Cardenales
Prensa Cardenales

Por Prensa Cardenales | Oscar Cumare Sánchez

Cardenales de Lara (0-1), no pudo en el primero de la semifinal contra los Navegantes del Magallanes (1-0), el resultado final fue de cuatro carreras por una, en juego disputado en el estadio Don Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, ante 12.240 personas. El juego ganado fue para Yohan Pino (1-0), mientras que la derrota se la llevó Jorge Martínez (0-1) y el salvado para Pedro Rodríguez (1).

Martínez se va temprano

El lanzador cubano a servicio de los Cardenales, no pudo pasar de una entrada de labor. En ese espacio enfrentó a nueve contrarios, permitió cuatro carreras las cuales fueron limpias, le conectaron siete indiscutibles incluyendo un doble, no caminó ni abanicó a nadie. Esta salida se convierte en la segunda consecutiva, en la que no llega a los cinco episodios, entre las dos últimas presentaciones le han pisado la goma en ocho ocasiones, todo eso en cuatro y un tercio.

Ataque turco

El primer tramo sería productivo para los valencianos, Ronny Cedeño conectó doble y se instaló en segunda base con un out en la pizarra. Adonis García remolcó la primera con sencillo al centro, luego Reynaldo Rodríguez con sencillo al derecho movió a García hasta la antesala y en jugada quedó fuera de circulación, seguidamente Delmon Young impulsó la segunda. Ya para el siguiente capítulo, imparables consecutivos de Alex Romero, Luis Torrens y Andrés Eloy Blanco, llenaron las bases y marcaron la salida del juego del abridor larense. Raúl Rivero entró a relevar, un rolling de Ezequiel Carrera llevó a la registradora a Romero y la defensa de Cardenales pudo hacer doble play para poner dos outs en el inning, sin embargo Torrens aprovechó para meterse hasta la antesala y luego sería impulsado por hit de Cedeño. Esas cuatro anotaciones sirvieron para que el Magallanes tuviese el dominio en el marcador.

Intento de remontada fallido

El conjunto de casa, atacó solamente en tres oportunidades al pitcheo rival. De esas tres amenazas, sólo pudo concretar en un episodio y anotaría la única rayita que hicieron. Carlos Rivero conectó incogible al centro, luego se robó la segunda almohadilla y con par de outs, Juniel Querecuto bateó hit al izquierdo para empujar a Rivero. La ofensiva de los dirigidos por José Moreno, conectó seis imparables en todo el juego.