Noticias

ERRORES COSTOSOS

Prensa Cardenales
Prensa Cardenales

Por Prensa Cardenales | Jose Gabriel Salas

 Cardenales de Lara (11-15) lució errático en el aspecto defensivo, situación que perjudicó al estelar lanzador Raúl Rivero, y se quedaron cortos en el intento de voltear la pizarra, para finalmente ceder por 6-5 ante los Leones del Caracas (17-11), en duelo disputado ante buena asistencia en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.


En esta ocasión, la labor de Rivero, que venía de dos salidas consistentes como es su costumbre, llegó solo a los cuatro innings y un tercio, después de permitir seis carreras, tres de ellas sucias, y siete indiscutibles, uno de ellos cuadrangular, para sufrir su primer descalabro del certamen (2-1). Pero debe decirse que no lanzó tan mal como sugieren los números, solo que tres pifias defensivas fueron capitalizadas por el club visitante en los episodios uno, cuatro y cinco y le enviaron antes de lo pensado a las duchas.


Se perdieron por el ataque crepuscular los primeros bambinazos de la campaña del antesalista Carlos Rivero, de dos carreras en el segundo episodio, y del jardinero cubano Henry Urrutia, solitario en el cuarto acto. También hubo cuadrangular por el bando meludo, cortesía de Félix Pérez, a la banda contraria, el batazo que en el quinto tramo puso a ganar a los suyos 6-3 y que fue decisivo en el resultado final.


Vale decir que Lara se encontró con un bullpen caraquista muy sólido, que aplacó cada uno de los intentos locales de dar vuelta a la pizarra después del quinto episodio. En ese mismo capítulo, Juniel Querecuto entregó el tercer out con línea a la izquierda cuando tenía a tres corredores en circulación y el marcador 6-5, algo que también sucedió en el octavo, cuando el emergente Gustavo Molina abanicó la brisa con hombres en los ángulos, lo mismo que en el mismo noveno, después que Rangel Ravelo falló con manso rodado al campocorto con el empate (Erick Salcedo) en tercera.


Un pasbol de Yojhan Quevedo facilitó la primera rayita de los felinos en el primer capítulo, cuando Wilfredo Tovar corría en la antesala. El jonrón de Carlos Rivero en el segundo ante Dylan Unswoth, con Querecuto de corredor en el primer cojín, le permitió a Cardenales tomar la ventaja 2-1.


Pero Caracas atacó de nuevo en el cuarto y aprovechando errores del antesalista y del inicialista Jesús Montero, este último en una jugada clara para doble play, marcó la carrera de la igualdad, anotada por Ramón Cabrera. El estacazo a las gradas del left field de Urrutia, sin gente en circulación, en el mismo cuarto capítulo, le devolvió la delantera (3-2) a los pájaros rojos, antes de que Caracas fabricase un racimo de cuatro, tres de ellas por el jonrón de Félix Pérez, para escaparse en la pizarra 6-3 y colocarse en ruta a la conquista.


Un hit de Montero en el cierre del quinto con las bases llenas acercó las cosas a 6-5, pero de allí en adelante se enfriaron los maderos crepusculares ante el buen relevo de la visita.